Archivos por Etiqueta: clinique

El look de Sienna Miller

27 abr

Siena Miller (Nueva York, 1981) es un icono de moda y belleza desde que en 2004 dejó al personal masculino (y parte del femenino) con la boca abierta tras su aparición en Alfie. Desde entonces ha tenido un estilo similar: melena rubia, y maquillaje discreto, auque por la noche se permite algunas licencias, como el ahumado en los ojos.

Miles de chicas imitan su peinado y su forma de vestir, y si se pone algún accesorio, al día siguiente se convierte en un must. Las firmas se pelean por ella (aunque la actriz decidiese lanzar al mercado sin pena ni gloria una línea de ropa diseñada por ella y su hermana), y ya ha sido imagen de un perfume, contrato millonario mediante, llamado Boss Orange, de la línea más joven de Hugo Boss.

Incluso en la imagen promocional del perfume hace gala de su estilo sin artificios.

Pues bien, estas son las claves para que consigas un look como el de Sienna Miller:

Empecemos por el pelo: Sienna suele llevar el pelo suelto, peinado de forma natural.

Para conseguir un brillo como el suyo debes hacer hincapié en la hidratación (ayer hablaba de la importancia de un cabello suave e hidratado, algo muy fácil de conseguir aplicando un sérum tras el lavado y con el pelo húmedo), y un buen sérum será tu mejor aliado. Puedes probar este, el extra-fuerte de John Frieda, que te irá genial si tienes el pelo grueso y algo rebelde. Si no es tu caso, si eres de las que tiene el cabello fino y liso, tienes una gama bastante amplia para que encuentres el que más le vaya a tu tipo de pelo. Lo puedes encontrar en perfumerías y grandes almacenes a un precio de 15€ (aprox.).

La base de maquillaje:

Debe ser clara, que atenúe las líneas y deje un aspecto suave. Además es muy importante que lleve factor de protección, al menos un 15. Repairwear de Clinique es una opción muy buena, ya que no tiene aceites y su hidratación dura todo el día. Lo puedes encontrar en perfumerías a un precio aproximado de 25 euros (el frasco de 30ml).

Tras una base de maquillaje, debes aplicar polvos sueltos que aporten al cutis luminosidad y una textura aterciopelada.

Poudre Universelle Compacte de Chanel son unos polvos traslúcidos, efecto mate, que unifica la piel camuflando las imperfecciones. Tienen la ventaja de los polvos sueltos, que no se apelmazan, y la de los polvos compactos, que cubren de una forma natural. Pueden utilizarse solos o encima de la base de maquillaje. La polvera de 15g cuesta más o menos 50€, y la puedes encontrar en establecimientos autorizados para la venta de cosméticos Chanel.

El colorete:

El color en las mejillas es uno de los puntos fuertes de Sienna. Lleva tanto tonos rosados como tonos nude.

Con el Blush Trio de Tous Colors tendrás donde elegir. Puedes usar sus colores juntos o por separado, y son ideales para todos los días. Están compuestos por dos tonos satinados y un iluminador, para adaptarse a cualquier tono de piel. Puedes encontrarlo en grandes almacenes por unos 35€.

Labios:

Para los labios, simplemente basta con un brillo en algún tono natural, según combine con tu piel, más rosa, más rojo, o más marrón. Los Juicy Tubes de Lancôme aportan ultrabrillo y colores transparentes. Además tienen un sabor afrutado. Los puedes encontrar en perfumerías a un precio de 21,70€.

Y por último, los ojos.

Tus armas serán un lápiz khol y una máscara de pestañas.

Con el lápiz khol se consigue un perfilado duradero, grueso pero preciso, que no se vaya borrando a lo largo del día (o de la noche) y acabes como Marilyn Manson. Este de Bourjois lo puedes encontrar (negro y de más colores) en perfumerías y grandes almacenes a un precio aproximado de 7€.

Si quieres una máscara de pestañas que alargue y no deje grumos ni pegotes, puedes probar esta de la marca Too Faced (esta marca tiene infinidad de cajitas de maquillaje con unos tonos preciosos y un packaging chulísimo). Tiene “efecto inyección”, que aporta volumen  a las pestañas, y lucen más numerosas. Ideal tanto para el día como para la noche. De venta en Sephora por 15€.

En resumen, estos son los pasos básicos para conseguir el look de una de las chicas más envidiadas del planeta. Recuerda: naturalidad, luz, y colores discretos. Estos productos te serán muy fáciles de encontrar, ya que Sienna, tanto en moda como en belleza, es toda una trendsetter, y sólo usa productos que estén a la última.

1, 2, 3… ¡lista!

5 abr

El tema del que voy a hablar hoy no es nada nuevo. De hecho es uno de los primeros tratamientos de belleza que existen, y hoy día es uno de los más usados en todo el mundo. Hablo del sistema 3 pasos de Clinique, o cómo tener una piel limpia y radiante en cinco minutillos.

Tanto durante el día como durante la noche se va acumulando suciedad en la piel aunque no nos demos cuenta, y si no la eliminas se va quedando ahí, recopilando material para puntos negros, espinillas y esas guarrerías que no nos gustan, y que luego nos quejamos. ¡Aaaaamiga! ¿y ahora qué hacemos?

Muy fácil, 3 sencillos pasos que se hacen en cinco minutos, que sirven para limpiar, exfoliar e hidratar tu piel en profundidad. Lo primero es saber qué tipo de piel tienes. Clinique te hace el test en un minuto con este aparatejo.

Respondes a las preguntas y te da un número del 1 al 4. El 1 equivale a piel seca, el 2 a seca-mixta, el 3 a mixta-grasa y el 4 a piel grasa. Cada tratamiento 3 pasos de Clinique tiene un número, sólo tienes que buscar el tuyo al ir a comprarlo.

Ya sabemos nuestro tipo de piel, ahora sólo nos faltan unas instrucciones sobre cómo se usa el tratamiento 3 pasos. Es muy fácil (os lo digo yo que soy rubia) y no nos quita nada de tiempo.

PASO 1: LIMPIAR

Volvemos al tema de la suciedad que se va acumulando en la piel. Pues bien, lo ideal es una limpieza dos veces al día, por la mañana y por la noche. Humedécete la cara y el cuello (que es el gran olvidado, junto con los codos… mal) y aplica el jabón hasta que haga espuma. Aclarar y lista para el paso 2. Ojo, ¡¡muy importante!! Antes de limpiar la piel es básico haberte desmaquillado antes, si no, en vez de limpiar vas a ensuciar todo un poco más (algo así como fregar sin haber barrido)… No vale desmaquillarte con este jabón, por si lo estabas pensando.

PASO 2: EXFOLIAR

Es una limpieza más a fondo, abriendo todos los poros y preparando la piel para su posterior hidratación. Se aplica con un algodón por toda la cara, evitando ojos y labios. Si notas que te pica, o que la piel está más tirante de lo habitual es que no estás usando el número adecuado. No seas chapuzas, que un producto que no vaya con tu tipo de piel puede hacer que se convierta en más grasa, más seca, o propiciar la aparición imperfecciones. Así que recuerda, tras la limpieza, la exfoliación.

PASO 3: HIDRATAR

Es el más importante, porque es algo así como la gasolina de la piel. Lo que bebe cuando tiene sed. En cuanto empieces a utilizar la hidratante Clinique vas a entender porqué es uno de los productos más vendidos del mundo. Su textura y su olor son característicos.

Con la piel limpia en profundidad (recuerda, ¡¡siempre cara y cuello!!) aplica un poco de fluido hidratante y extiéndelo suavemente con los dedos. Suaviza y mejora visiblemente la piel.

Estos tres sencillos pasos no te llevarán más de 5 minutos, y tu piel te lo agradecerá.

Puedes encontrar los productos del sistema 3 pasos en perfumerías y grandes almacenes, vendidos por separado o en estuches de diferentes tamaños. El precio aproximado para un mes de tratamiento es de 27€.

Viva la pestaña

4 abr

La máscara de pestañas es un básico en el estuche de maquillaje de cualquier chica. Pero no vale cualquiera para obtener un resultado claro y duradero. Todas queremos pestañas más abundantes y extensas, por eso el objetivo principal de las últimas máscaras de pestañas que aparecen en el mercado es el llamado effect faux cils, osea, que parezca que llevamos pestañas postizas.

Desde que el perfumero parisino Eugène Rimmel empezó a comercializarlo en el siglo XIX, las variedades de este producto son casi incontables: cambios en su fórmula, en su envase, en su cepillo aplicador…

Esta es una de las partes más importantes que tiene que tener un buen rímel: un cepillo aplicador que se adapte a la forma de tus pestañas, su longitud y su grosor. Y es en este punto donde las principales firmas hacen hincapié, renovando el pequeño cepillito cada vez más asiduamente. El producto es parecido para todas las marcas: a base de agua, ceras y parafina.

¿El truco del waterproof? más ceras duras que flexibles, y más cera que agua. Por eso es necesario un producto diferente para retirarlo en su totalidad, pero de ésto hablaremos más adelante.

Tras hurgar en notas de prensa donde describen las máscaras de pestañas al detalle, éstas son las que dan mejor resultado:

SINGULIER, DE YVES SAINT LAURENT

La característica especial de esta máscara es la precisión. Gracias a su cepillo en espiral y a las formas en pico de sus cerdas (en la imagen no se aprecia, pero los pelitos son de silicona en forma de pequeños conos), llegan a todos los ángulos, desde el lacrimal hasta el extremo del ojo. Ideal para las pestañas superiores.

HIGH LENGHTS, DE CLINIQUE

Clinique, la firma americana de productos de belleza por excelencia, nos trae un cepillo aplicador de silicona, flexible, con la forma de un peine. La ventaja es que separa mejor las pestañas, consiguiendo un gran volumen. Como la propia marca lo llama: wow-eyes.

Al tener el aplicador forma de peine recoge solamente la cantidad de rímel necesaria para la aplicación correcta, y no deja grumos ni pegotes, ni pestañas amontonadas.

DOUBLE EXTENSION CON SÉRUM REACTIVADOR, DE L’ORÈAL

El famoso rímel de L’orèal con dos extremos: el blanco y el negro.

El blanco es una fórmula fortificante, que evita la caída de pestañas (el desmaquillante diario puede ser muy agresivo), y el negro una fórmula alargadora. Al pasar dos cepillos diferentes por las pestañas, éstas se separan con la primera aplicación y aumentan su longitud con la segunda.

TURBO LASH, DE ESTÉE LAUDER

Esta es la más fuerte de todas: funciona a pilas, y tiene un cepillo vibrador. Sí, vibrador. Por si no fuese bastante tener que controlar el pulso para no pintarse los párpados ni las puntas del flequillo… La vibración del cepillo reproduce el movimiento manual de la aplicación de la máscara, aportando un efecto curl, que da a tus pestañas el toque rizado de las postizas.

PHENOMEN’ EYES, DE GIVENCHY

Mi favorito. Desde que lo probé no uso otro. Con un cepillo de lo más original: una miniesfera de pelitos de silicona, que aplica el producto prácticamente pestaña a pestaña. No se apelmaza, dura todo el día y se retira con facilidad. Es ideal tanto para pestañas de arriba como para las de abajo.

Los precios de estos productos son:

1. Singulier, de YSL: 26’45€

2. High Lenghts, de Clinique: 15€

3. Double Extension, de L’oréal: 18’45€

4. Turbo Lash, de Estée Lauder: 32€

5. Phenomen’ eyes, de Givenchy: 29€