Archivos por Etiqueta: peinado

50 años de laca

16 sep

Anuncio L'Oréal Elnett de 1964

La firma francesa L’Oreál sacó al mercado hace 50 años su famosa laca Elnett. Medio siglo después es la laca más vendida del mundo, y uno de los productos de belleza más usados por mujeres y por amantes del heavy. Una de las bromas más recurrentes de Mötley Crüe era acercar un bote de laca a un mechero y quemar insectos. Pero esto no tiene nada que ver con la historia de la laca. Su historia comienza a finales de los 50, cuando empezaron a ponerse de moda peinados más elaborados, y surgió la necesidad de fijarlos para asegurar su duración.

(más…)

Asesoramiento online (¡y gratis!)

5 jul

Aun a riesgo de morder la mano que me da de comer, In Style es mi revista favorita. De hecho es la única que compro cada mes. Por mi trabajo tengo que estar al día de todas un poco por narices, y esto hace que al llegar a casa lo que menos me apetezca sea leerme una revista. Pero con In Style no me pasa eso. Además de la revista, me encanta la versión online de su edición americana, www.instyle.com.

(más…)

Cuánto daño ha hecho Sexo en NY

8 may

El otro día en la redacción se abrió un debate tras una carta que llegó de una lectora.

Ella tenía una gran duda: faltaba algún tiempo para una fiesta en la que iba a encontrarse con su exnovio, y quería llevar un modelazo que dejase al chico en cuestión con la boca abierta. Al contrario que mis compañeras, que se enternecieron con ella y empezaron a pensar en vestidos, peinados y maquillajes para recomendarle, yo pensé que a esta chica le faltaba un verano. Bueno, pensé más bien que era gilipollas. Debido a mi trabajo, quizá sea tirar piedras contra mi propio tejado, pero ya se sabe, que en casa del herrero…

La chica era bastante joven, y parecía que su única preocupación era dejar a su ex boquiabierto. Decía que quería llevar la espalda al aire (acaso pretendía que él la viese con un vestido y pensase “ostia, lleva la espalda al aire, voy  a volver con ella”) y un maquillaje con el que estuviera guapísima. Me parece que la posibilidad de ser ella misma e incluso de decir alguna frase lapidaria que dejara cortado al chico ni se la planteó, a ella sólo le interesaba estar mona. Entonces supe a quien echarle la culpa: me entraron ganas de matar a Sarah Jessica Parker & cía.

Además imaginé la situación: ella con un modelo que ha estado maquinando durante un mes, estudiado al milímetro. Recién salida de la peluquería y pintada como una puerta. Con taconazos y minibolsito que no te cabe nada pero es muy mono. Como para pasear por una alfombra roja, pero venida a menos. Y de repente aparece él ¡con otra! Porque creo que esa posibilidad no la tenía contemplada ella. Entonces me entran ganas de explicarle cómo iba a pasar ella la noche: bebiendo como Massiel en sus mejores días, dando la brasa al resto de chicos, acabaría descalza, con los pies negros, el rímel corrido y pillando con el más chungo de todos por puro despecho. Ella, la digna, la que quería dejar al personal con la boca abierta… ¡muy bien, lo has conseguido, nadie va a olvidarse de ti en esa fiesta!

Volviendo al tema de Sexo en Nueva York: cuánto daño ha hecho al sector femenino… ¡se han vuelto locas! ¡No saben que la vida que llevan estas cuatro tías no existe, ni va a existir!

Carrie Bradshaw es el personaje de ficción mas imitado de un tiempo a esta parte. Desde chicas jóvenes como la que mandó la carta a la revista a señoras mayorcitas solteras, o señoras mayorcitas casadas que les gustaría ser solteras. Ahora los grupos de amigas se reparten entre ellas los personajes “Tú eres Samantha, yo soy Charlotte”. De repente todas son amantes de la moda y de Manolo Blahnik (que hace dos años no sabían ni que existía). Y lo más fuerte, son de las que piensan que son mujeres independientes y liberales. ¡Mis cojones! Si todo lo que hacen está orientado a gustar a otros… ¿dónde está ahí la independencia y la libertad!

En fin, que voy a parar, que es sábado y hay que hacer tareas domésticas, comprar en el súper, y pasarme la tarde maquinando el modelito, el peinado y el maquillaje que dejará a todos con el culo torcido. ¿Ironía? Qué va…